La Roca del Rey.
¡Bienvenido invitado a LA ROCA DEL REY!

Acabas de entrar a La Roca del Rey. Un foro especialmente creado para los amantes de El Rey León.

Podrás compartir información, historias, dibujos, podrás rolear y jugar... y muchas cosas más.

¡¡Únete!! ¡¡Se parte de la manada!!
La Roca del Rey
Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Memorias de un rey
Mar Dic 10, 2013 8:27 am por Hadiya

» Hola, soy Hadiya
Vie Dic 06, 2013 7:29 am por Hadiya

» Tú teoría sobre Kopa. (Encuesta)
Lun Nov 25, 2013 7:43 am por Hadiya

» Luchar para vivir; vivir para luchar (fanfic)
Dom Nov 24, 2013 1:16 pm por Hadiya

» Ahadi ha regresado
Jue Oct 17, 2013 11:54 am por Ahadi

» Me voy de crucero por las islas griegas
Sáb Sep 07, 2013 3:19 pm por Ahadi

» El Hijo de Scar y Nala
Vie Sep 06, 2013 7:14 am por Ahadi

» El Rey León: Una nueva historia
Vie Sep 06, 2013 6:55 am por Ahadi

» Sugerencias para levantar la actividad del foro.
Mar Sep 03, 2013 3:07 pm por Mufasa

Afiliados.
Disney Fantasy: El Legado de Simba: Las Tierras del Reino:
Abril 2017
LunMarMiérJueVieSábDom
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

Calendario Calendario

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 48 el Dom Abr 10, 2016 4:21 am.
Estadísticas
Tenemos 14 miembros registrados.
El último usuario registrado es Evamakopa.

Nuestros miembros han publicado un total de 249 mensajes en 60 argumentos.

Memorias de un rey

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Memorias de un rey

Mensaje por Hadiya el Mar Dic 10, 2013 8:27 am

Hola, Manada:

Hace poco que rondaba por mi cabeza escribir un fan-fic y como estoy en plena inspiración y tengo bastantes ideas, haré de la que más me apetece por el momento: una historia de una amistad entre dos leones.

CAPÍTULO 1






Caminaba por entre la espesa maleza que crecía del suelo de la sabana; sin embargo, mientras exploraba, me topé con unas hojas gigantes que ocultaban un bulto, sucio y polvoriento. Me acerque a él con algo de miedo y rápidamente unos enormes ojos azul marino se abrieron y comenzaron a observarme con gran pesar, al principio, porque luego, abrió enormemente la boca y profirió un grito, al mismo tiempo que yo, quien, aterrado, adelanté una de las patas traseras con la intención de escapar de aquel monstruo; pero cuando me di cuenta de que era un cachorro, de mi misma edad y parecía estar asustado, tuve la plenitud de que huir sólo empeoraría las cosas.

-¿Quién eres? -pregunté en alerta porque, aun así, desconfiaba del pequeño.

-L-lo s-siento -tartamudeó-. Le prometo que me voy ahora mismo.

-No me trates de usted, pero eso sí, ¿eres un desterrado? Si es así, tienes dos segundos para largarte por patas de aquí.

Mi padre siempre me explicaba que los forasteros eran leones horribles, que habían roto una importante Ley o traicionado a su pueblo; en el momento en que me explicaba palabras tan sabias, me contó la historia de Scar, un maligno león y también el hermano del justo rey Mufasa, que por amor al trono, lo tiró por un acantilado directo al cementerio de elefantes, donde, por culpa de las hienas, acababa de comenzar una estampida de ñúes. Mi padre contemplaba a Mufasa desde lo alto de las rocas y, cuando el acto terminó, bajó corriendo y Scar le engañó culpándolo de su muerte.

-No, señor; al menos, no provengo de Outland.

-Bien. Entonces, ¿qué?

-Me desmayé, eso es todo. -Me ocultaba algo, igual que a él lo ocultaban las hojas del árbol; igualmente, tampoco lo atosigaría.

-Vale. ¿Quieres jugar? -le pregunte rápidamente, cambiando de tema.

-¡Sí! -exclamó lanzándose a mi cuerpo, al tiempo que yo me defendía gruñendo.

Empezamos a revolcarnos por el suelo y ensuciarnos de tierra pero nuestra risa ahogaba a a la verdad y a mí tampoco me apetecía dejar de pelear, sólo por nuestro aspecto físico. Pronto, el Sol se escondió detrás de las montañas, dando por finalizado el día y dejando paso a la oscura noche africana.

-Me tengo que ir. Aún no sé ni donde dormiré.

-Puedes venir a Prideland. ¡Tenemos carne a montón!

-¿Y sitio?

-Claro. Mi padre es el mejor y seguro que te permite quedarte.

-Gracias -sonrió y se puso en camino conmigo.
avatar
Hadiya
Recién Nacido
Recién Nacido

Femenino Mensajes : 5
Puntos : 9
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 24/11/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.